Riego por nebulización: ventajas y claves

29 noviembre 2021

El sector agrícola ha experimentado numerosos avances en los últimos años que han permitido la proliferación de nuevas técnicas para todo tipo de cultivos. Y una de las áreas que mayores avances ha recibido es la del riego, que cuenta con nuevos sistemas mucho más eficientes y más sostenibles. Es el caso, por ejemplo, del riego por nebulización o fog system.

La nebulización es uno de los mecanismos de riego más empleados en la actualidad, sobre todo en invernaderos. Se denomina así porque el agua se expulsa en forma de neblina mediante cintas de microaspersión colocadas en la parte superior de los cultivos. De esta forma se produce una sensación de niebla gracias a las capas de gotas muy finas emitidas a una presión de entre 3 y 5 bares.

Este innovador sistema, al margen de abastecer de agua a los cultivos, también se puede emplear como suministrador de otros productos como fertilizantes o, incluso, realizar tratamientos fitosanitarios.

A diferencia de otras técnicas más convencionales como la aspersión, el riego por nebulización aplica un goteo más eficiente, se adapta con mayor facilidad a todos los terrenos y requiere de menor mano de obra.

Su instalación es muy sencilla. Se trata de cintas de polietileno flexibles que cuentan con microperforaciones y que se fijan al suelo a través de pasadores.

Ventajas del riego por nebulización

Gracias al tamaño de las gotas y a la uniformidad de este sistema, los beneficios y las ventajas del riego por nebulización son múltiples. En Agromediterránea lo aplicamos en diferentes cultivos como pueden ser la espinaca o el rabanito.

Sus principales ventajas frente a otros sistemas son:

  • Más uniforme. El agua se nebuliza a través de pequeñas perforaciones sobre las cintas, lo que garantiza que se reparta de forma más uniforme sobre todo el cultivo.
  • Sin daños en el cultivo. Otra ventaja del riego por nebulización es que se evita el impacto directo del agua sobre los cultivos o las plantas. Esto se traduce en un mayor aprovechamiento y rendimiento de la producción.
  • Más sostenible. El riego por nebulización, al ser más uniforme, evita la generación de charcos. De esta forma, se puede controlar mejor la profundidad ya que el riego es siempre superficial lo que evita lixiviaciones.
  • Reciclaje completo. Facilita la adecuada gestión de residuos ya que todos los materiales son reciclables.
  • Más versátil. El sistema de riego por nebulización trabaja a una presión de alrededor de 2 kg, menor que el sistema de aspersión. Esto permite que se adapte a todo tipo de fincas.
  • Más rápido. Todas las ventajas anteriores contribuyen a reducir el tiempo de riego a la mitad. Por ejemplo, en un cultivo que con riego por aspersión serían necesarios 60 minutos para completar el ciclo, con la nebulización este tiempo se reduce a 20-30 minutos.

Un sistema más sostenible y eficiente

La actual escasez de recursos hídricos nos obliga a emplear todas las herramientas disponibles, como el riego por nebulización, para incrementar la eficiencia en el uso del agua.

El sistema de riego por nebulización mejora la sostenibilidad medioambiental al reducir la huella hídrica y la huella de carbono.

El objetivo es contribuir, entre todos, a crear una agricultura más sostenible y más competitiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *