Productos BIO, qué son y por qué llegaron para quedarse

31 agosto 2021

El consumo de productos naturales se ha disparado en los últimos años. No se trata solo de sensaciones, que también, sino de estadística: los datos corroboran que los alimentos BIO nunca fueron ni una moda, ni una tendencia, sino un cambio en la mentalidad de consumo de nuestra sociedad, que convive con ellos en armonía total.

Según el último estudio publicado el pasado mes de marzo por parte del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el consumo de este tipo de productos ha crecido en España un 7,7% respecto al año anterior. Por su parte, los datos del Instituto de Investigación de Agricultura Orgánica indican que la superficie destinada en Europa a este tipo de cultivos creció en los últimos 12 meses en casi un millón de hectáreas.

En este post, te contamos qué son los productos BIO, cómo distinguirlos, algunas de las ventajas de su consumo y por qué los datos demuestran que su presencia entre nosotros es una auténtica realidad. ¡Sigue leyendo!

Qué son los productos BIO

Los productos BIO son ecológicos u orgánicos, algo que, aunque parece evidente, no lo resulta tanto en el mercado, pues existen marcas que utilizan esos términos en alimentos que no alcanzan el mínimo exigido del 95% de ingredientes ecológicos.

Pero aparte de que lo BIO sea natural, estos productos cuentan con una certificación de la Unión Europea que los califica como tal, garantizando a los consumidores su procedencia y trazabilidad.

¿Cuáles son BIO y cuáles no?

La distinción clave entre unos productos y otros es el etiquetado. Esa certificación de la Unión Europea a la que hacemos referencia es la que nos descubre cuáles cumplen con los requisitos para ser considerados productos ecológicos y cuáles, aunque pretendan serlo, no lo son.

Beneficios de los productos BIO

Los alimentos ecológicos presentan varias ventajas a tener en cuenta tanto para los consumidores como para el medio ambiente:

  • Se trata de alimentos naturales, esto es, que cuentan con todas sus propiedades nutritivas ya que en su proceso de crecimiento no se utilizan sustancias químicas.
  • Son alimentos más saludables, pues al no tener contacto con productos químicos, son más fácilmente asimilables por el organismo de los seres humanos, mejorando las defensas y ayudando a prevenir enfermedades.
  • Son más sostenibles, ya que su proceso de producción es más respetuoso con el medio ambiente, uno de los requisitos precisamente para ser BIO. Este tipo de agricultura sostiene la flora y la fauna al usar menos aerosoles y generar menos contaminación.
  • Tienen más calidad, ya que, al existir una legislación al respecto, estos productos cuentan con un control en todas sus fases, desde la elaboración hasta el etiquetado.
  • Fomentan el bienestar animal, pues la normativa referente a los productos BIO garantiza que los animales vivan en condiciones de semilibertad, evitando el estrés y con un crecimiento normal.
  • Tienen mejor sabor, pues cuentan con una elaboración artesanal que les permite conservarlo de forma natural, así como sus propiedades.

De moda a tendencia; de tendencia a realidad

Lo BIO ya forma parte de nuestro día a día. Se ha implantado con tal naturalidad y fuerza que parece que haya estado con nosotros toda la vida. Los datos demuestran que ni es moda, ni siquiera tendencia, sino una auténtica realidad: según AECOC, el 68% de los consumidores lo hacen porque son “saludables y previenen enfermedades”, y el 45% asegura que seguirá comprando en el futuro este tipo de productos.

Además, el estudio destaca que el 62% de quienes consumen productos BIO se ha iniciado en esta práctica en los últimos cinco años, sobre todo incluyendo o aumentando la cantidad de hortalizas y frutas. Esta realidad no solo afecta a la alimentación, sino también a otros miembros importantes de la cadena, como el bienestar animal e incluso el uso de vehículos eléctricos en la entrega y reparto.

Estadísticas como estas demuestran la consolidación del mercado BIO en nuestro país, negocio que se ha duplicado desde 2013 y que convierte a España en el primer productor de Europa y en el décimo clasificado en lo que se refiere a consumo de este tipo de productos.

En Agromediterránea contamos con una línea de productos BIO formada por lechugas iceberg, calabacines, brócoli, rabanitos y maíz BIO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *